Enlace de Twitterk Enlace de Facebook

Capim

Capim, miel, México (productor)

Capim es una organización apícola con un enfoque en la producción orgánica. El negocio fue creado en 2003, cuando seis organizaciones pertenecientes a Miel Maya (una cooperativa de miel) decidieron ampliar su ámbito mediante la integración de productores de miel del territorio mexicano entero, y no solo los estados del sur con influencia Maya.

Capim produce dos tipos de miel procedentes de las abejas Apis Mellifera. Miel ‘Polifloral’, contiene néctar de una gama extensa de plantas que varía entre flores, hierbas y árboles frutales; y ‘Unifloral’, que tiene un sabor distintivo de la planta en particular de la que extrae su néctar.

Su misión es fortalecer el comercio y la exportación de la miel, a través del apoyo a pequeñas organizaciones de grupos de apicultores, además de familias y comunidades.

Beekeeper, Macario Lopez Eras, said:

“El financiamiento ha sido útil porque nos ha permitido comprar más suministros, aumentando nuestra producción. Por ejemplo, en 2017, cosechamos solo un lote de miel. Gracias a la Promesa Shared Interest, logramos tres lotes para 2018 ”.

ALCANZANDO NUEVOS MERCADOS CON LA MIEL ORGÁNICA

Capim trata a las abejas con la misma dignidad que a los seres humanos. La cooperativa verdaderamente cree que la apicultura se sitúa en el centro de la mejora social.

En 2016, Capim se convirtió en cliente de Shared Interest, cuando la cooperativa recibió un préstamo para incrementar la producción, al aumentar el número de colmenas. Ahora la cooperativa cuenta con más de 11,000 colmenas, y trabaja con más de 100 apicultores de miel de todo México. Shared Interest representa la única fuente de apoyo financiero a Capim, ya que la cooperativa no puede acceder a otras fuentes de financiamiento.

Sequías, incendios de bosques y tormentas inesperadas afectaron mucho a Capim en 2017, provocando la pérdida de cuatro contenedores de miel. La crisis también reveló cuestiones de calidad dentro de algunas organizaciones miembros.

Este descubrimiento impulsó a la cooperativa a crear su propio departamento técnico, que emplea a cinco miembros de personal adicionales. Al reaccionar de forma rápida y crear un nuevo equipo técnico autónomo y más profesional, Capim ha podido crear bases fuertes para apoyar el crecimiento futuro de la organización. En el transcurso de este año, las exportaciones han crecido considerablemente gracias al préstamo de Shared Interest, y se espera que esto ayude a que el negocio sea más sostenible para el futuro.

Macario continuó: ‘El préstamo ha impactado de tres formas: lograr pagos rápidos y completos a nuestros apicultores, mejorar flujo de caja, y crecer en producción, exportaciones y organizaciones miembros.

“El mensaje que enviamos a los inversionistas y los voluntarios de Shared Interest es de una gratitud profunda por el trabajo que realizan en favor de los pequeños apicultores en México.”

Capim ya proporciona formación a productores miembros y apicultores externos sobre temas tales como buenas prácticas apícolas, gobernanza, comercio internacional, comercio justo, igualdad de género, protección ambiental y prevención sanitaria.

Capim también está ayudando a apicultores a convertir su producción de miel convencional en orgánica, para que puedan recibir un ingreso más alto y alcanzar nichos de mercado.

Volver al mapa